RE Traslapiedra

Ago 19, 2020

“Vísteme despacio, que tengo prisa” 

Si algo de todo el proceso que implica hacer vino se te revela de buenas a primeras sin concesiones, es el caudal de paciencia que requiere la actividad vitivinícola. No es un mundo de apresurados. Las decisiones tomadas hoy van a tener su correlato en tres, cinco, diez años o más. Doy fe.

Cuando esta búsqueda comenzó, los horizontes de sabor estaban claros. Íbamos a hacer vinos frescos, impulsados por la fruta y con sentido de lugar. El primer impedimento fue no tener un profundo conocimiento de las fincas de donde provienen nuestros vinos pero hacia allí nos lanzamos. Elaboramos con uvas del mismo cuadro de la finca vendimia tras vendimia, y en simultáneo, fuimos buscando otros lugares. Año tras año. Error tras error, acierto tras acierto. 

El estilo fue encontrado rápidamente ya que el Malbeki es una variedad plástica, en su sentido de adaptación a las condiciones que ofrece Mendoza y los diferentes puntos de cosecha. Más aún en Altamira, con su altitud, amplitud térmica, suelos pedregosos y acidez natural. Cada año que el ciclo de la vid transcurre es distinto, las condiciones van a marcar el pulso del vino. Como ese baterista que tira hacia adelante o hacia atras el groove, hay que subirse al swing que propone el año, no luchar contra el.

El anhelo de hacer un vino mejor siempre estuvo ahí, se renueva con cada vendimia. Cómo hacerlo y que era un vino mejor se fue descubriendo con la experiencia de hacer.  

Después de cuatro vendimias pudimos dar forma a un vino que no solo sea nuestra idea de Malbec sino también, nuestra idea de Malbec de Paraje Altamira. Conservando y potenciando el estilo fresco y de paso fluido pero con un punto más de densidad y agarre en la boca. Quitando y dando sed, en mayor equilibrio de sus partes y mayor textura de grano fino. UsaMOS barrica en la crianza de una parte del vino para afinar, manteniendo parte de crianza en hormigón. Lo mejor de aquí y allá, un vino de re-serva.

Un Traslapiedra RE, un RETRASLAPIEDRA.

Anchoas y Boquerones

Anchoas y Boquerones

ENGRAULIS ANCHOITA A priori, relacionar vinos mendocinos y anchoitas de mar del plata puede sonar extravagante. Permítanme ir enlazando como en las redes de...

El hambre y las ganas de beber

El hambre y las ganas de beber

Esto viene a ser una presentación Hola! somos los piedros. O mejor dicho, Juan, Javier, Santiago y Germán; 4 amigos que hace unos años atrás tuvieron la idea...

Desierto Marino

Desierto Marino

Quién es? Soy yo. ¿Qué vienes a buscar? Piedras cubiertas con carbonato de calcio a diferentes profundidades. Con este homenaje a la música romántica,...

Vinos de Sed

Vinos de Sed

Una vez vi a un joven vigneron explicar el chiste que repetían con su padre, delante de   grupos de bebedores de vino que visitaban su bodega: “Hijo, que es...

0
TU PEDIDO
[]